¡Pintor, Dibujante, Escultor y Muralista!

Pabellón Guayasamín

Pabellón Guayasamín

El Pabellón de la Fundación Guayasamin exhibe las colecciones de arte de Oswaldo Guayasamin, un destacado pintor, dibujante, escultor y muralista ecuatoriano reconocido a nivel mundial.

Sus extraordinarias virtudes para la pintura se destacan al empezar su vida académica que fue un tanto complicada. Su nombre y ascendencia indígena, la pobreza de su infancia, el asesinato de su amigo, la crisis agobiante de los años 30, la Revolución Mexicana, la Guerra Civil española, y todo lo que va sucediendo en el mundo le hacen ver y sentir una realidad que se agudiza con el paso del tiempo y frente a la cuál asume una actitud ideológica que se refleja en su concepción plástica.

En 1940 se gradúa de pintor y escultor en la Escuela de Bellas Artes. Dos años más tarde obtiene su primer premio Mariano Aguilera.

A partir de 1996 inicia en Quito su obra más importante, el espacio arquitectónico denominado “La Capilla del Hombre” como un homenaje al ser humano, especialmente al pueblo latinoamericano con su sufrimiento, luchas y logros, pasando por el mundo precolombino, la conquista, la colonia y el mestizaje. Oswaldo Guayasamín fallece el 10 de marzo de 1999, aún sin ver finalizada su obra máxima, “La Capilla del Hombre”, cuya primera fase se inauguró en el 2002.
Te invitamos a recorrer el pabellón de la Fundación Guayasamin, donde se podrá apreciar algunas de las obras de Osvaldo Guayasamin, destacando las siguientes:

Huacayñan:

Significa “El Camino del Llanto” en quichua. Estos cuadros realizados desde 1946 a 1952, reflejan una visión de los pueblos mestizos, indios y negros, con sus culturas y expresiones de alegría, tristeza, tradición, identidad, religión, sobre todo de los países andinos.

La Edad de la Ira:

Las obras fueron pintadas en los años ‘60 debido a los conflictos bélicos y a la injusticia social y muestran toda la tragedia del siglo XX, las guerras mata-hombres, las torturas y el dolor que producían los dictadores, la angustia de las madres que perdieron a sus hijos.

La Edad de la Ternura:

“Mientras vivo siempre te recuerdo” o “La Ternura”, otra colección con más de 100 obras, que pintó desde 1988 hasta 1999, es un homenaje de amor a su madre, a las madres, como símbolo de defensa de la vida