Cosmovisión

Antiguamente, Quito fue el lugar donde habitaban los Quitus, cuyos dominios se extendían hasta los territorios de Aloag, Amaguaña, Calacalí, Chillogallo, Conocoto, Cumbayá, Gualea, Guápulo, Guayllabamba, Lloa, Machachi, Píntag, Pomasqui, Puembo, Quinche, Sangolquí, Tumbaco, Uyumbicho, etc.

Posteriormente, los Caras ubicados en las costas de Manabí conquistaron a los Quitus dando como resultado una cultura conocida como Quitu Caras, quienes adoraban a la luna, el sol, la pachamama; no necesitaban construir grandes templos debido a que este lugar privilegiado contaba con grandes elevaciones que les permitió usarlas como observatorios astronómicos conocidos como Yata Pajtá por los Quitu Caras, los cuales son: el Itchimbía, Panecillo, Catequilla, San Juan y la Cima de la Libertad.

Este método de observación y acumulación de información fue utilizada por muchos años y con paciencia cada año comprobaban si el fenómeno se repetía, señalando la longitud de la sombra proyectada en los objetos que posteriormente servían como testigos y fue así que determinaron que esta es la Mitad del Mundo.

Según los historiadores Alfredo Costales Samaniego y Piedad Peñaherrera de Costales, fue una civilización altamente desarrollada, que mucho antes de la llegada de la Misión Geodésica Francesa, ya había comprobado la forma de Tierra y conocía que se encontraba en la mitad del mundo, prueba de esto es que los Quitu-Caras conocieron dos clases de rueda:

“La de carácter sagrado o símbolo del movimiento de la Tierra y la de trabajo, lura o chipu, la cual habla de un trozo cilíndrico que permite pasar al otro lado del río” (Costales, P, A. El Árbol de Dios, 1968, p14).

Las culturas ancestrales fueron verdaderos astrónomos habiendo descubierto la forma de la Tierra, por sus observaciones del sol y continuos viajes a través del mar en villas (tipo de bote) partiendo de la posición astronómica de la mitad del mundo, evidencia de que tuvieron un estricto conocimiento del movimiento terrestre.

“Quizá no sea el movimiento de la Tierra el que lleva al hombre a elaborar la rueda de trabajo. Comprobar y representar el movimiento del planeta presupone grandes conocimientos astronómicos y aquellos habrán alcanzado, con mucha posterioridad a la utilización de la rueda de trabajo” (Costales, P, A. El Árbol de Dios, 1968, p15). Bote

Primera Misión Geodésica Francesa

Desde la antigüedad el hombre quiso conocer la forma de la Tierra e incluso medirla con exactitud, fue así que durante el siglo XVIII crece la polémica en torno a la forma de la Tierra. Para resolver esta controversia, el rey Luis XV ordena a la Academia de Ciencia de Paris resolver dicha polémica. Es entonces cuando parten desde Francia dos expediciones a los sitios más extremos del globo: una a Laponia (Polo Norte) y otra a lo que actualmente conocemos como Ecuador. Su misión era medir un arco de meridiano terrestre y así establecer la forma de la Tierra.

La Academia de Ciencia de París envió la primera misión geodésica el 16 de Mayo de 1735, la cual partió del puerto francés de la Rochelle y estuvo encabezada por los franceses Louis Godin, La Charles Marie de la Condamine, Pierre Bouguer, y sus ayudantes Jussieu, Morainville, Hugo, Verguin, Godin des Odonnais y Seniergues.

Debido a que el rey de España Felipe V concedió el permiso, nombro a dos jóvenes marinos, Jorge Juan y Antonio de Ulloa para que representaran a España dentro de la Misión y se les unió el sabio ecuatoriano Pedro Vicente Maldonado.

El 16 de mayo de 1735 parten desde Francia a tierras ecuatoriales llegando el 9 de Marzo de 1736. En Junio empiezan las mediciones donde el extremo norte era Caraburo (zona de Yaruquí, situada al este de Quito) y en Oyambaro el extremo sur, siendo un total de 12226 metros. La medición de 32 triángulos en el callejón interandino duró desde 1736 y 1740. La longitud entre Cochasqui (Pichincha) y Tarqui, las largas observaciones astronómicas sirviéndose para ello de las estrellas de la constelación Orión, habiendo llegado, después de cerca de tres años en 1743 a la conclusión de que el arco de meridiano tenía 3º 7’ 11”.

Segunda Misión Geodésica Francesa

La contribución de la Misión de la Condamine al conocimiento de la forma y dimensiones de la Tierra fue notable, sin embargo, los avances de la ciencia determinaron que a mediados del siglo XIX, se replanteará el problema de la precisión con que se había servido como fundamento de Geodesia*.

La Asociación Geodésica Internacional, fundada en 1862, venía planteando la necesidad de remedir los arcos de Laponia y del Ecuador, fue Francia la que nuevamente se comprometió, encargando al Instituto Geográfico de la Armada, el trabajo.

En 1899 se realizó una prospección y se decidió medir un arco mayor que el de la Misión de la Condamine.

Esta misión se efectuó en el siglo XX, desde 1902 a 1906 midieron un arco de 5º53’34”, comprendido entre Tulcán al Norte y el Puerto peruano de Paita al Sur. Fue comandada por Georges Perrier y Paúl Rivet.

*Geodesia: Ciencia que estudia la forma, tamaño de la Tierra y las posiciones sobre la misma.

Tercera Misión Geodésica Francesa

En el 2016 se cumplieron 280 años de la llegada de la Misión Geodésica Francesa. La Embajada de Francia en Ecuador reunió a actores franceses y ecuatorianos de diversos ámbitos alrededor de la Tercera Misión Geodésica con el fin poner de relieve la cooperación científica y cultural entre nuestros países.

Adicional  El Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD); el Instituto Geofísico Miliar IGM, el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional IG-EPN, alcanzaron con éxito la cumbre del Chimborazo el 5 de febrero del 2001, realizaron una medición satelital de alta precisión para determinar la distancia desde el centro de la tierra a la cumbre del Chimborazo, comprobando que el “Taita Chimborazo*” es el punto más alejado al centro de la tierra, medida tomada desde el centro del planeta.

*Taita: palabra quechua que significa Papá.
*Chimborazo: montaña y volcán más alto del Ecuador.

Aportes principales de la Misión Geodésica:

La Misión geodésica francesa contribuyó a la cultura universal de varías formas, entre las más importantes se destacan:

Colaboró de manera definitiva para el conocimiento de la forma de la Tierra.

Colaboración con el sabio Pedro Vicente Maldonado en el levantamiento del primer mapa de la ciudad de Quito, el cual fue grabado en París en 1751.

Charles Marie de la Condamine (integrante de la primera misión geodésica francesa), fue el precursor* de la adopción de una medida universal de longitud, sugiriendo fuera la distancia que cubría el péndulo* en un segundo, en el Ecuador.

La idea de la Condamine sirvió como antecedente, cuando en 1791, la Asamblea constituyente de Francia conformada por comité de matemáticos, geógrafos, físicos decidieron adoptar un patrón de Naturaleza al que llamó “metro”, que mediría 1/10000000 (la diezmillonésima parte) de la distancia que separa el polo de la línea del ecuador terrestre. Sirvieron para la fijación de esta medida, el meridiano medido por Jean Baptiste Joseph Delambre* entre Dunkerque* y Barcelona* (1792) y el de Bouguer y la Condamine, entre Tarquí* y Cochasqui* (1749). El metro tiene como símbolo (m) y es la unidad principal de longitud del Sistema Internacional de Unidades, el cual es la distancia que recorre la luz en el vacío durante un intervalo de 1/299 792 458 de segundo.

La Misión Francesa y especialmente la Condamine con su obra “Journal de Voyage a l´Equateur”, son la causa directa de la adopción del nombre ECUADOR cuando se consolidó nuestro Estado, al separarse de la Gran Colombia.

*Precursor: Inicia o introduce ideas o teorías que se desarrollarán en un tiempo futuro.
*Péndulo: Describe una trayectoria circular.
*Jean-Baptiste Joseph Delambre: fue un matemático y astrónomo francés.
*Dunkerque: Es una ciudad portuaria y comuna francesa en la región de Hauts-de-France.
*Barcelona: Es una ciudad y municipio de España, la capital de Cataluña.
*Tarqui: Parroquia Tarqui, ubicada en la Provincia de Azuay en el cantón de Cuenca.
*Cochasqui: Ubicada en la provincia de Pichincha, cantón Pedro Moncayo.

Biografías

Historia de los Monumentos

En 1936, con el apoyo del Comité Franco-Americano, el Dr. Luis Tufiño geógrafo ecuatoriano, construyó el primer monumento en la Mitad del Mundo de 10 metros, para conmemorar los 200 años de la llegada de la primera Misión Geodésica Francesa. El primer monumento fue trasladado a Calacali, lugar por donde pasa la línea ecuatorial.

A partir de 1979, se inicia la construcción del actual monumento bajo el auspicio del Honorable Consejo Provincial de Pichincha. El monumento tiene una altura de 30 m sin contar con el globo terráqueo y está construido con piedra andesita*, extraída de los cerros de la Providencia y la Marca, en 1985 abre al público los nueves niveles restantes.

Este monumento piramidal tiene cuatro monolitos* y sus lados tienen la dirección geográfica de los cuatro puntos cardinales. A cada lado del monumento están inscripciones conmemorativas de la misión geodésica franco-española: Al Norte una leyenda conmemorativa, dedicada a Pedro Vicente Maldonado, que colaboró estrechamente con la Misión Geodésica en el año de 1736. Al oeste está una inscripción dedicada a Jorge Juan y Santacilia y Antonio de Ulloa, dos ilustres españoles que colaboraron con el trabajo científico de Francia. En la cara Sur se encuentra una inscripción de reconocimiento al Gobierno de Ecuador por el trabajo científico de la Misión Geodésica de Francia y al Este una inscripción dedicada a La Condamine y sus colegas franceses de la misión.

El globo terráqueo tiene las representaciones de los meridianos y línea ecuatorial, además indica la posición real de la Tierra en su órbita. La estructura es de hierro y la parte externa es de aluminio repujado*, con un peso de 5 toneladas y 4.5 m de diámetro. Fue donado por la Escuela Politécnica Nacional.

Posteriormente, el Dr. Patricio Romero Barberis y el Consejo Provincial decidieron emprender el proyecto de la construcción de la Ciudad Mitad del Mundo, la cual fue diseñada como una representación de un pueblo típico español al estilo colonial con todos sus elementos característicos. Este proyecto arrancó en 1981 y fue materializado en 1992, en la presidencia de Osvaldo Hurtado.

*Andesita: Roca ígnea volcánica, generalmente de color oscuro.
*Monolitos: Construcciones humanas formadas por un sólo bloque de piedra.
*Repujado: Técnica artesanal que consiste en trabajar planchas de metal,
cuero u otros materiales para obtener una figura ornamental en relieve.

¿Sabías que?

La hazaña para colgar la esfera incluyo construir rampas de tierra de 10 metros con la finalidad de que la grúas pudieran alcanzar la altura necesaria.
La Ciudad Mitad del Mundo se elaboró con 700 000 piedras aproximadamente.